Eneagrama cómo herramienta de Desarrollo en las organizaciones

Aplicación del Eneagrama en las Organizaciones: Punto de partida

En crisco_innova, cuando hablamos de “Eneagrama en las Organizaciones”, nos gusta resaltar que con ello no buscamos que ocupe el papel de “protagonista” en sí mismo, sino que pretendemos que sea utilizado como una herramienta que facilita el Desarrollo de Personas dentro de la Organización.

Para ubicar e integrar la herramienta del Eneagrama dentro de la Organización, a nosotros nos gusta partir de la “pirámide de niveles lógicos” del ser humano (Robert Dilts / Bateson ) que mostramos a continuación:




1er Nivel: Entorno/Contexto

Responde a las preguntas ¿DÓNDE? ¿CUÁNDO? ¿CON QUIÉN?

Este nivel comprende las condiciones especificas externas en las cuales nuestros comportamientos e interacciones se llevan a cabo. Cuando hablamos de “Desarrollo” en el entorno organizacional, el contexto puede ser desde el Mercado y Sector en el que operamos a la propia empresa (con su organización formal e informal) y/o un departamento dentro de la propia Organización.


Conducta o Comportamiento

Responde a la pregunta ¿QUÉ?

Lo que la persona hace o ha hecho. Es el nivel de los resultados, del “rendimiento”. Es el punto de partida de un proyecto, busca una evolución (en el nuevo puesto, nuevo contexto, asume más responsabilidades…) o mejora del desempeño. Son hechos observables. Es el nivel al que se da “el feedback”, ya sea entre compañeros o de un responsable a su equipo.

Es importante entender que varios caracteres pueden desarrollar las mismas conductas, pero lo que cambia es su motivación para hacerlo. Es por ello que los comportamientos estereotipados no pueden ser el único indicador para identificar las palancas de cambio del individuo.

Y la demanda que plantean las Organizaciones tienen que ver con las expectativas de cambio de comportamiento de las personas dentro de la Organización.

Eneagrama nos mostrará un abanico distinto de motivos/voluntades en el individuo que serán motores del cambio.


Al trabajar en los niveles 1 y 2 (“Entorno” y “Comportamiento”) obtendremos “Cambios remediativos


Capacidades /Habilidades

Responde a la pregunta ¿CÓMO?

Es el nivel de las Aptitudes. Este nivel de experiencia tiene que ver con las capacidades mentales e intelectuales, habilidades generales y estrategias que empleamos en la vida. Tiene que ver con el cómo percibimos y dirigimos nuestras acciones.


En este nivel opera “tradicionalmente” la formación, que es un primer paso para que cambie el nivel anterior de los comportamientos, de los resultados…, lo cuál no quiere decir que lo garantice.

La mayor parte de los programas de Formación y Desarrollo tratan de incidir en la competencias de las personas. Entendiendo por competencia un potencial de conductas (comportamientos) adaptadas a una situación (contexto) y a unas necesidades de rendimiento y resultados. (Spencer & Spencer)

A pesar de la inversión en formación de habilidades (técnicas y conductuales) dentro de las Organizaciones, el ROI normalmente no es el esperado, especialmente en las habilidades conductuales.

Con ayuda de Eneagrama podemos producir “cambios de observador de 2º nivel” que harán dicha formación más “remediativa” cómo hemos señalado, al unir a la aptitud, el entendimiento del impacto de sus actuaciones (acciones y actitudes).

Esto es así, además, porque las características subyacentes a la competencia las encontramos en los siguientes niveles y son:

  • Motivación: creencias y valores

  • Identidad. Auto-concepto. Personalidad

Motivación: Creencias y Valores

Este nivel responde a la pregunta ¿POR QUÉ? Y ¿PARA QUÉ?

Es el nivel de la motivación y automotivación. Es el nivel de las Actitudes.

Las creencias son juicios y evaluaciones sobre uno mismo, del mundo y de las demás personas. Tienen que ver con el porqué de lo que hacemos.

Los valores y criterios, se refieren al para qué, el fin por el cual nos movemos.


Tanto las creencias como los valores personales ponen en movimiento nuestros recursos personales para conseguir resultados en el nivel superior. Nos potencian o limitan, de alguna forma potencian e inhiben el nivel inmediatamente superior de las capacidades.


El verdadero desarrollo de la persona empieza a darse a este nivel. Para que exista un cambio sostenible en la persona que se convierta en hábito, debe encontrar un motivo importante que le permita tener la disciplina necesaria para poner en práctica una nueva forma de actuación. Es por ello que en este nivel encontramos las palancas de cambio.

El eneagrama nos ayuda a identificar con mayor facilidad las creencias básicas de cada uno de los 9 tipos de personalidad y por tanto, cómo afectan al nivel superior , en el desarrollo de capacidades y habilidades.


Al trabajar en los niveles 3 y 4 (“Capacidades” y “Creencias / Valores”) obtendremos “Cambios generativos”


Identidad

Tiene que ver con la creencia de QUIÉN somos. En este nivel ubicamos todos los YO SOY, los personajes con los que paseamos por la vida. Este nivel tiene una enorme importancia ya que los valores y creencias se organizan en base a la identidad. La Identidad sirve de GUÍA en la vida, e incluye el auto-concepto y la autoestima.

Es en este nivel dónde ubicamos directamente al Eneagrama, el cual ofrece un conocimiento de las gafas con las que nos vemos a nosotros mismos y, por tanto, al mundo.


Este nivel afecta a los niveles superiores de forma directa. Por todo ello, al integrar el conocimiento de la personalidad en el desarrollo de la persona se acelera el proceso de cambio y se identifica el camino a seguir para el desarrollo.


Nivel Transpersonal

Este nivel puede asociarse con la pregunta ¿QUIÉNES O QUÉ MÁS?

Es la misión básica para la que estamos en este mundo, nuestro propósito. Transciende a la persona e influye en ella. Lo que hay más allá de mí como individuo. También las influencias que la persona ha tenido (Sistemas).


Aquí también juega un gran papel el Eneagrama, ya que en el ámbito organizacional, es importante ahondar para poder diferenciar a la persona del profesional.

Al trabajar en este último nivel (“Identidad”) obtendremos “Cambios evolutivos”


(En mi artículo “Inteligencia Espiritual” incorporo un escalón más, el de Alma / Espíritu… Afortunadamente cada vez más empresas se dan cuenta de la importancia que supone incorporar a su cultura corporativa el ser “Empresas con Alma” (Amor a sus empleados, Amor a sus clientes…)*


La jerarquía mostrada con estos niveles responde a las siguientes premisas:

La función de cada nivel consiste en organizar la información del nivel inmediatamente inferior.

Las reglas del cambio son distintas para cada uno de los niveles.

Un cambio en un nivel inferior afectará, casi con seguridad, a los niveles superiores.

Un cambio en un nivel superior no tiene por qué afectar los niveles inferiores.

Un nivel inferior mal estructurado es como un soporte insuficiente para el nivel superior.

-----

*Lo puedes leer en este mismo Blog

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo