Inteligencia espiritual



Me temo que no escapa a nadie que en el momento en el que escribo estas líneas (17 de Agosto de 2020) vivimos una situación complicada, con gran impacto en la vida de las personas, de las familias y en la economía mundial y local (empresas, negocios, Administración Pública…) Esto está ocasionando que se aceleren, en mi opinión, los cambios en los que antes de la pandemia ya estábamos inmersos. Me refiero a vivir y trabajar en un mundo contradictorio, un mundo en el que la tecnología lo empapa todo y el ritmo es cada vez más vertiginoso, y a la vez, dónde las personas demandan mayor desarrollo personal y profesional y donde resurge (¿alguna vez se fue?) el autoconocimiento personal y la espiritualidad entrando en las empresas, en algunos casos, por la puerta grande.

Hace ya más de 7 años, junto con otro socio con el que estaba montando un bonito proyecto empresarial (tiempos en los que, ni por asomo, se consideraba profesional introducir técnicas de desarrollo espiritual en las empresas, pues sonaba a auto-ayuda “pastelosa” o a algo peor…) fuimos cómo consultores a una importante multinacional referente en el ámbito de la innovación ;-) y me encontré “la espiritualidad” por primera vez en una organización. La contemplaban dentro un modelo, precioso la verdad, de “proactividad personal”

Poco a poco me fui encontrando tímidas prácticas de yoga, meditación, salas de “la felicidad” en alguna empresa….hasta que empezó a parecer algo “normal” introducir el mindfulness como una buena práctica, ya que la ciencia nos iluminó demostrando  grandes beneficios para la salud:  tiene su acción sobre el sistema nervioso autónomo disminuyendo la presión arterial, reduce los niveles de colesterol, el control de cierto tipo de arritmias y cefaleas, y la regulación de los sistemas endocrino e inmune. Además, las personas que meditan (o práctican mindfulness, no deja de ser un tipo de meditación) tienen más materia gris en aquellas zonas del cerebro relacionadas con el control de las emociones   …al final todo redunda en resultados. Personas más felices y más sanas aportan mejores resultados, no nos engañemos.

Ahora hemos dado un paso más, y no solo empieza a estar aceptada la espiritualidad en las nuevas empresas, sino que la Inteligencia Espiritual empieza a ser un elemento imprescindible si queremos tener una organización ágil, comprometida y con resultados sostenibles.

Desde la inteligencia racional se ha ido evolucionando hacia la detección de nuevas formas de inteligencia humana. Primero fue Howard Gardner (1983)  con su teoría de las inteligencias múltiples, más tarde Daniel Goleman quien, en 1995, popularizó el término inteligencia emocional, y en 1997, la física y filósofa Danah Zohar introdujo el término inteligencia espiritual en su libro ReWiring the Corporate Brain: Using the New Science to Rethink How We Structure and Lead Organizations. Años después desarrolló el concepto con otro investigador, Ian Marshall, y en 2000 publicaron SQ: Spiritual Intelligence (Coeficiente espiritual: La inteligencia espiritual).

Pero realmente ¿existe una inteligencia espiritual? (o inteligencia existencial, o vital) Pues parece ser que sí. La neurociencia ha descubierto que la sensación de trascender se puede ver en el cerebro. He encontrado numerosos estudios publicados demuestran que se observan cambios significativos en las áreas frontales, parietales y en regiones subcorticales del cerebro, como la amígdala, lo que sugiere que la experiencia espiritual podría correlacionarse directamente con procesos neuronales de determinadas estructuras cerebrales. Basta con hacer una búsqueda por Google para encontrarlos, pero os dejo alguna referencia en la blografía.

Por otro lado, encontramos referencias ya en la teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su obra Una teoría sobre la motivación humana (en inglés, A Theory of Human Motivation) de 1943, y que posteriormente amplió. Su tan conocida pirámide de Maslow, o jerarquía de las necesidades humanas, obtuvo una importante notoriedad, no solo en el campo de la psicología sino en el ámbito empresarial del marketing o la publicidad.1 Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide) hasta llegar a la “Autorealización” que contiene conceptos tan importantes cómo “la moralidad”, “la aceptación de hechos” o la “falta de prejuicios”

Y no dejaría de citar cómo fuente a mi “querida PNL”: La programación neurolingüística (PNL) es un enfoque pseudocientífico de comunicación, desarrollo personal y psicoterapia, creado por Richard Bandler y John Grinder en California, Estados Unidos, en la década de 1970. Sostiene que existe una conexión entre los procesos neurológicos («neuro»), el lenguaje («lingüística»), y los patrones de comportamiento aprendidos a través de la experiencia («programación»), afirmando que estos se pueden cambiar para lograr objetivos específicos en la vida.

Uno de los modelos clave de la PNL para entender y producir cambios en el individuo, es el llamado modelo de los “Niveles Lógicos”. Os dejo una imagen de mis presentaciones para que veáis en que consiste y sobre todo, cómo plantea que un verdadero cambio evolutivo se produce a nivel de Identidad y Espíritu… :-)




¿Qué es la inteligencia espiritual? También llamada existencial, o vital (aunque probablemente haya matices…) He leído varias definiciones de inteligencia espiritual, pero me gustaría destacar éstas por su relación con las nuevas Organizaciones del S. XXI:

Según Danah Zohar e Ian Marshall, la Inteligencia Espiritual se distingue por las siguientes características:

  • Capacidad de ser flexible

  • Poseer un alto nivel de conciencia de sí mismo

  • Capacidad de afrontar y trascender el dolor y el sufrimiento

  • La capacidad de ser inspirado por visiones y valores

  • Reluctancia a causar daños innecesarios

  • Tendencia a ver las relaciones entre las cosas (holismo)

  • Marcada tendencia a preguntar ¿Por qué? o ¿Y si? y a pretender respuestas fundamentales

  • Facilidad para estar contra las convenciones

¿Qué os parece? A mí me parecen características imprescindibles para trabajar en cualquier organización en el momento actual.

Para Tony Buzan, la Inteligencia Espiritual es la forma como cultivamos las cualidades vitales de la energía, el entusiasmo, el coraje y la determinación, así como la protección y el desarrollo del alma. Él sugiere 10 formas para despertar el poder de la inteligencia espiritual que incluye una visión global y de la vida, tener un propósito, desarrollar la compasión, la caridad y la gratitud, descubrir el poder de la risa y de vivir una actitud de entusiasmo, amor ilimitado, sentido de aventura, confianza y sinceridad, así como así como reconocer la importancia de la paz, los rituales espirituales y el poder del amor.

La inteligencia espiritual nos ayuda a recuperar, entre otras cosas, el coraje para hacer cosas que de verdad queremos hacer, nos ayuda a conectarnos con nuestro propósito evolutivo.

Otro aspecto que me gustaría destacar es que la inteligencia espiritual es una inteligencia con visión universal. funcionaría como un marco dentro del cual actuarían el coeficiente intelectual y la inteligencia emocional para expresar así nuestras capacidades, y mejorar nuestra vida y la de los demás.

Mejorar la vida de los demás. Éste es otro aspecto poderoso de la inteligencia espiritual. Hasta ahora todas las teorías hablan de uno mismo, de conócete a ti mismo, gestiona tus emociones, etc. La inteligencia espiritual se eleva y transciende a las otras inteligencias, nos hace evolucionar como humanidad, nos aporta un paso más: mejorar la vida de los demás. Transcender. Elevarnos. El foco ya no eres tú mismo sino también los demás. Cambiar el mundo. Es la única inteligencia que opera con visión universal, de nuevo necesaria en las nuevas organizaciones.

Como siempre quedan preguntas para reflexionar profundamente ¿Cómo desarrollar la inteligencia espiritual en el entorno laboral? ¿Cómo la integramos en el mundo profesional sin perder de vista los resultados? ¿Existe un estilo de líder espiritual y orientado a resultados?

Con preguntas de ese calado trabajamos ya y son nuestra hoja de ruta…

Artículos que me han inspirado:

Buddha’s Brain: Neuroplasticity and Meditation

¿EXISTE UNA INTELIGENCIA ESPIRITUAL?

Inteligencia espiritual: a la búsqueda de lo trascendental

Haz clic para acceder a zohar,%20danah%20-%20inteligencia%20espiritual.pdf




29 vistas0 comentarios